El vino de Madeira

Cuentan que los piratas franceses e ingleses consideraban el vino de Madeira un tesoro y lo codiciaban atacando los puertos de la Isla.

El ingrediente tradicional del vino de la isla es la Uva tinta negra mole con distintas mezclas de uva noble.

El vino de Madeira que actualmente podemos probar es el resultado afortunado del azar. En época colonial se comprobó que el vino de la isla mejoraba de sabor durante el trayecto en barco debido a las altas temperaturas del viaje y al alcohol que añadían para que no se degradara en el trayecto. Intrigados por este proceso, lo fueron depurando y consiguieron grandes vinos al acelerar su envejecimiento manteniendo el vino varios meses a temperaturas entre los 30 y los 50 grados celsius. Se ha comprobado que a menor temperatura mejor envejece el vino. Los mejores vinos se envejecen en barricas al sol en los áticos de las bodegas, aprovechando el clima de la isla durante décadas.

Hay cuatro variedades básicas de vino en Madeira:

vino de madeira