El café en Portugal: cómo se pide

Entras en una cafetería de Portugal y pides un café. -Um café, se faz favor. ( un café, por favor ) dices. Pero posiblemente no sepas que el café en Portugal es un mundo aparte y que tienen un vocabulario distinto para referirse a las formas de servir el café.

El café luso está tan arraigado en su cultura que es importante prestar atención a su forma de tomar café para disfrutar nuestro viaje. Sucede muchas veces que cuando los portugueses van a España tienen verdaderas dificultades en pedir un simple café. La cultura cafetera portuguesa resulta muy compleja a los ojos de los españoles que están acostumbrado al "café solo", el "cortado" y el "café con leche".

El problema es también que los turistas que hablan español al llegar a Portugal creen que la proximidad de las lenguas hace simple la comunicación. En el caso del café podemos decir que no es así y que, aunque muchos portugueses hablan español, su compleja cultura cafetera hace que les resulte dificil entender qué tipo de café queremos.

Tipos de café

Podemos pedir el café con adoçante (edulcorante). En algunos lugar el café se sirve directamente con pau de canela, es decir, un palito de canela en rama. Si no se sirve se puede pedir, es habitual. En Portugal algunas personas usan el palo de canela como pajita y sorben el café.

Dulces portugueses para acompañar el café

pasteles de belem portugueses

El café suele tomarse acompañado de dulce o salgado (salado). En los dulces, el más clásico es el pastel de nata (tambien llamadas simplemente "natas"), que no tiene nata sino que es una tartaleta de hojaldre rellena de crema de flan horneada y ligeramente tostada por la parte superior. En Lisboa, los más famosos son los de Belém, donde recibe el nombre de Pastéis de Belém. Riquísimos. Los pasteles de Belem hay quién los adereza con canela molida y azúcar glacé. Según la costumbre de cada región el café se acompaña por dulces regionales: queijadas de Évora (tartaleta de tarta de queso ), torta de Azeitão, etc.

En los salados, salgados o salgadinhos hay variedad: está muy rico el folhado misto, también llamado merendinha, que es un rectángulo de hojaldre relleno de jamón y queso y que se sirve tibio. También hay chamuça, empadas de galinha...

No es raro por todo esto que los españoles compren el típico café de la marca Delta como souvenir para llevarse un recuerdo de los sabores de Portugal.