Guía de Jaipur, la ciudad rosa

Jaipur es el destino turístico principal del Rajastán y se la conoce como la Ciudad Rosa por las coloridas fachadas de sus calles. De esta ciudad india podemos esperar exhuberantes palacios e interesantes bazares en el Jaipur antiguo ricos en joyas, tejidos y piedras preciosas. Si nuestro viaje es en Marzo podremos observar el festival de los elefantes, celebre por su estética rajputa.

El aeropuerto de la ciudad se llama aeropueto Saganer y está 15 km al sur de Jaipur centro. Hay vuelos nacionales de Indian Airlines y algunos charter. Hay una oficina turística en la estación de ferrocarril.

los famosos monos de Jaipur

Para pasear por Jaipur es mejor evitar la hora punta de mañana y tarde porque resulta muy incómodo. Taxis y rickshaws funcionan negociando el precio del trayecto antes de subirse.

Qué visitar en Jaipur

La ciudad Palacio, en el centro, alberga el Hawa Mahal y el Jantar Mantar.

El Hawa Mahal se puede visitar de 9 a 14,30. Se le llama el Palacio de los Vientos y ofrece sus mejores vistas al amanecer. Dicen que sus numerosos ventanales se pensaron para permitir a las mujeres cortesanas observar las procesiones públicas sin salir del Palacio.

La ciudad Palacio se puede ver de 9 a 16 horas ha sido convertida en Museo ( llamado Sawai Man Singh ); cercada por altas murallas todavía es parcialmente habitada por la Realeza. Ideado por Singh hoy ofrece muestras de las maravillas textiles que ha dado el Rajastán y los objetos de la Corte. Pocos edificios verás que estén más engalanados.

El Jantar Mantar se visita en el mismo horario y es un observatorio astronómico que hizo construir Singh. Este maharajá, en su fascinación por el firmamento, inventó diversos artilugios para la observación del cielo que podemos observar como el Samrat Yantra.

Hawa Mahal

Exteriores de la ciudad

En los alrededores de Jaipur podemos visitar los jardines Ram Niwas o obtener una de las mejores panorámicas de la región en el edificio Nawalgarh, diseñado para el retiro de las esposas del majarahá, llamadas maharahaníes.

A 3 kilómetros de la ciudad están los templos Galta que rodean un lago sagrado, donde se bañan los humanos y, en un estanque aparte, los famosos monos de Jaipur que harán las delicias del turista curioso.

Historia de la ciudad

Jaipur es una ciudad reciente: se fundo en la primera mitad del siglo XVIII. De sus dirigente rajputas, aliados de los mongoles y luego de los ingleses, destacó Jai Singh. Este dirigente decidió fundar la ciudad para crear la nueva capital de su reino. El diseño de la ciudad respondió a las directrices arquitectónicas de los textos védicos, dirigido por Chakravati y fue una construcción relámpago que no tomó más de una década. Tras la muerte de Singh se sucedieron cruentas guerras sucesorias y su imperio se parceló entre ingleses, mahrattas y los jat.

A mediados del siglo XX Jaipur es nombrada capital del Rajastán. Se sucede una época de desarrollo industrial y la ciudad alcanza sus actuales dos millones de habitantes. Esto éxodo rural trae consigo los actuales problemas de contaminación, hepatitis y malaria que las autoridades indias se afanan en controlar. Si vamos a Jaipur podemos esperar un aire contaminado y muchos problemas con el agua. Sin embargo para los turistas hay agua embotellada por lo que no representa un problema en las rutas que usan los touroperadores.