Guía de Bombay o Mumbai

Guía de Bombay ( Mumbai )

El gobierno indio cambió el nombre de Bombay por Mumbai dentro de sus medidas para acabar con los nombres del pasado inglés. Sin embargo esta inmensa y trepidante metrópoli fue descubierta para occidente por los portugueses como un pequeño pueblo pesquero y creció de manera imparable hasta asfixiarse dentro de la lengua de tierra que ocupa entre la costa y el mar Arábigo con sus actuales 13 millones de habitantes.

La capital de Maharashtra es hoy la India más occidentalizada que puedes visitar. Ha perdido muchos visitantes debido al terrorismo que ha golpeado la ciudad en las últimas décadas, y como es habitual en los países emergentes es una ciudad en que el desarrollo acelerado atropella a millones de personas hundidas en la miseria según crecen los barrios de ejecutivos y rascacielos interminables. Si vamos a Bombay veremos mucha pobreza y al mismo tiempo y en las mismas calles veremos la nueva India, los rascacielos, la nueva clase rica y el lujo.

panorama de bombay

Visitar Bombay es una experiencia que no está apoyada por muchos monumentos. En realidad no puedo recomendar enfáticamente más que la visita al Gateway of India y el Prince of Wales Museum en cuanto a puntos culturales concretos. Pero una visita al centro de Bombay nos descubrirá la vieja arquitectura victoriana inglesa y una calle trepidante de muchedumbre que en ocasiones nos arrastrará de aquí a allá. En el centro no sólo los autobuses rojos de dos plantas nos recuerdan el pasado inglés sino que conviene no perderse los maidans, que son típicos parques ingleses ocupados por indios jugando al criquet.

Si va a Goa y aterriza en Bombay en el aeropuerto de Sahar aconsejo una visita, aunque sea rápida al centro de Bombay. El aeropuerto está al norte y aunque cojas un taxi prepárate para más de una hora de trayecto hasta el hotel si está en el centro. El tráfico de Bombay es demencial, tanto si llegas por el aeropuerto como por la estación de tren llamada Chatrapathi Shivaji Terminus. En comparación con otras localidades indias echará en menos los rickshaws, prohibidos y sustituidos por taxis. Incluso hay un taxi de color azul con aire acondicionado y tarifa extra.

De compras

Para los compradores compulsivos puedo recomendar el mercado de Crawford y los interminables bazares del centro, como el bazar de Chor. Si queremos patear el barrio chino debemos saber antes que es una zona de prostitución muy degradada.

Excursiones

En Bombay podemos abandona el bullicio y hacer una escapada a Colaba y desde allí en una hora a la isla de Elephanta. Es un remanso de paz, un pueblo de pescadores que vive ajeno a la locura urbana de Bombay. En la isla merece una visita el templo de la cueva donde veremos la escultura de las tres caras o Shiva Trimurti. También merece la pena visitar Byculla y el Veermata Jeejamata Museum, donde podemos ver la historia de la industrialización de la India.

La violenta actualidad de Bombay

Bombay en los ochenta y noventa sufrió una gran convulsión social debido al empeoramiento de las condiciones de vida y el crecimiento de las barriadas marginales. Se sucedieron grandes huelgas y la ascensión imparable de la extrema derecha india en el gobierno municipal, con el odio antimusulmán como consigna. Atentados contra mezquitas y barrios musulmanes provocaron éxodos y campos de refugiados. En 1993 una sucesión de bombas derrumbo hoteles y edificios del centro financiero que la policía atribuyó a grupos musulmanes venidos de la vecina Pakistán. En 2006 los ataques de grupos islamistas se repitieron en el metro con diversas bombas, y en 2008 se sucedieron múltiples ataques por toda la ciudad.

En Bombay hay mafias locales que todo el mundo conoce y que poseen zonas enteras de la ciudad. Si escuchas las conversaciones en la calle enseguida escucharás hablar de los jefes locales de estas organizaciones.